El cliente final tiene nuevas expectativas…

…que el modelo habitual de gestionar la reforma no satisface

Por esta razón vemos cómo las grandes superficies están centrando sus esfuerzos en ofrecer servicios de asesoramiento que desplazan el eje de competencia tradicional de nuestras empresas.

Por esta razón tenemos que desarrollar un marco de valor diferencial y propio que nos posicione como alternativa.

Cuando un usuario final decide realizar una reforma en su vivienda, por lo general deriva el valor añadido del proyecto (la decisión sobre materiales a emplear, mejoras a ejecutar, etc…), es decir el asesoramiento experto, a los profesionales.

Esto es así excepto para aquellos productos de diseño, pero hoy en día comparar producto por producto resulta extremadamente sencillo y siempre habrá online alguien más barato.

Por eso disponer de personal reconocido como experto en asesoramiento es importante para reorganizar nuestra propuesta de valor como empresa en el segmento de reforma.

¿Qué me aporta?

  1. Es una palanca que promueve la Empresa aportando una  mayor visibilidad en su mercado.
  2. Incrementa la transparencia y calidad percibida de los puntos de venta con  profesionales certificados.
  3. Proporciona una ventaja competitiva en el mercado basada en la percepción de rigor.
  4. Mejora la satisfacción de los trabajadores con su empresa al prestigiar su actividad.
  5. Al promover la profesionalidad mejora la relación con los profesionales.
  6. Entra en el único sistema de formación continua especializado y orientado al crecimiento profesional continuo.

Para mayor información:

Descarga el PDF