Foros y Congresos

Andimac promueve diferentes espacios de encuentro empresarial abiertos a los principales agentes del canal, pero muy especialmente distribución e industria, con el objetivo de generar ideas y soluciones novedosas en materia de gestión comercial, financiera, logística, operativa, etc…

Durante la década de crisis el mercado ha cambiado de forma estructural. No se trata de una crisis económica, sino de una crisis en sentido estructural porque ha cambiado el paradigma que constituye la base de comprensión de un entorno. Sin ese sustrato compartido de comprensión del entorno, éste se vuelve confuso y requerimos un proceso de adaptación intenso hasta encontrar un nuevo sistema de valores que nos permita comprenderlo y desarrollarnos en él.

Durante la década 2006-2016 este cambio o crisis puede sintetizarse en transformaciones que han afectado a:

  • el modelo de demanda: de una demanda dominada por la obra nueva y sus efectos de arrastre a uno de reforma, al que se debe responder desde un paradigma cultural diferente.
  • el marco de competencia: multiplicación de grandes superficies especializadas en segmentos de reforma que tienden a implantarse en áreas que representen hasta un 80% del mercado nacional: Leroy Merlin, Bauhaus, Bricomart, Ikea, Aki, Brico-Depot, Bricor, …
  • el perfil del cliente medio: Un cambio generacional disruptivo en su base sociocultural que requiere la creación de una propuesta comercial y de relación muy diferente al perfil clásico.
  • la relación local vs global: Los mercados locales están influenciados por las grandes tendencias macro, lo que requiere la adaptación cultural de la empresa a los ejes del discurso global.
  • la revolución digital y tecnológica: Provoca un nuevo modelo de consumo, erosiona los valores fundamentales del comercio basados en tres ejes de conocimiento: proveedor, producto y logística. Hoy en día cualquier consumidor puede acceder directamente a estos factores de valor clásico desde su casa.

Conceptos como showrooming, omnicanalidad o movilidad conducen a un proceso imparable de digitalización y transformación de la actividad comercial, es decir, la relación que se establece entre oferta y demanda. Este proceso no se agota en el desarrollo de webs, app, redes sociales, etc… Va mucho más allá: requiere la creación de un nuevo paradigma de servicio que permita devolver a la actividad comercial y los puntos de venta, al retail, el valor erosionado por la revolución tecnológica.  Esta transformación tecnológica:

  • erosiona el valor tradicional del comercio: En una sociedad tradicional el comercio tenía un valor fundamental: ofrecía en su entorno local acceso a bienes a los cuales ningún consumidor podía acceder por sí mismo. Además era el único agente con conocimiento de producto (el servicio estaba asociado a la transmisión de este conocimiento), y disponía de la logística necesaria para proveer en tiempo y forma su demanda. Quien mejor lo hacía, ganaba más cuota de mercado. Hoy en día nada de esto es por sí mismo diferencial y por tanto ya no representa un valor suficiente: es un valor necesario pero no suficiente.
  • genera nuevos competidores: Aparecen empresas de retail especializadas online que generan un nuevo escenario de competencia que afecta a los operadores físicos (brick & mortar).
  • provoca la transformación de viejos competidores: Esa nueva competencia afecta a los operadores tradicionales, que se ven obligados a reorientar sus estrategias hacia la omnicanalidad, por una parte, y profundizar en el servicio por otra.
  • transforma hábitos de consumo: Como consecuencia de lo anterior el consumidor cambia, está más informado, puede comparar producto y fuerza la presión sobre el precio cuando el patrón de valor en la propuesta comercial se basa en el producto.

Todo ello puede requerir en muchos casos la necesidad de reorientar la dirección estratégica de las empresas, tanto en el capítulo operativo como en el modo de relacionarse con el resto de agentes de la cadena de valor. Dar respuesta a las incertidumbres que plantea todo cambio y tratar de definir las oportunidades es el objetivo de las dos acciones: Foro de Innovación Andimac y Congreso Nacional