La reciente aprobación de la reforma eléctrica del pasado mes de agosto va a suponer en bastantes casos importantes subidas en la tarifa de la luz.

En esta orden del gobierno se ha aumentado considerablemente el precio del término de potencia y se ha reducido el precio del término de energía. Se puede decir que se ha incrementado el coste de nuestra instalación o la potencia instalada y contratada y se ha disminuido el coste por el uso que hagamos de ella.

Consecuencia: Si hemos reducido el consumo, porque hemos instalado equipos más  eficientes, es posible que nuestra factura en términos económicos sea similar o incluso más elevada, ya que hemos bajado el consumo de kwh pero se ha encarecido el término fijo. Este término fijo representa en torno a un 15% del coste total de la factura, y es el que va a experimentar subidas superiores al 150% en algunos casos, con la consiguiente repercusión en la tarifa final.

Para minimizar este impacto además es importante no sólo reducir la demanda, sino lograr un consumo lo suficientemente menor que permita reducir la potencia contratada para que la inversión en mejora de la eficiencia tenga el mayor retorno económico posible en el menor tiempo.

Si es asociado de ANDIMAC y necesita más información, puede ponerse en contacto con nosotros a través de la dirección administrador@andimac.org y podemos hacerle llegar un documento que hemos elaborado en el que se explica todo ello así como las implicaciones que esta reforma puede tener en términos económicos.

Le recordamos que ofrecemos un servicio profesional de apoyo al ahorro y la eficiencia energética. Oficina de Servicios ANDIMAC. Eficiencia y rehabilitación energética.