Andimac pide valorar el estado de mantenimiento de las viviendas en el sistema estatal de índices de referencia del precio del alquiler que ha presentado el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, para que aquellas comunidades y ayuntamientos que lo deseen puedan declarar qué zonas están “tensionadas” por precios “abusivos” y regular las rentas en consecuencia. 

La patronal sostiene que por un piso reformado se puede sacar hasta un 30% más de renta de alquiler, por lo que propone que se tengan en cuenta las reformas que se hayan efectuado en los últimos cinco años, es decir, las que inciden directamente en el valor de los inmuebles, ofreciendo a los arrendatarios una oferta de mayor calidad y más garantista.
Para ello, y entre otras propuestas, quiere apelar a Fomento para implementar en el futuro plan de Rehabilitación  medidas que apoyen la certificación de reformas capaces de mejorar las prestaciones habitacionales, siguiendo el modelo del Plan Renata en la Comunidad Valenciana, aunque también señalan que desde el Ministerio no se atiende su petición.
 
Asimismo, dado que servirá de soporte a medidas de carácter fiscal, Andimac sugiere recuperar la deducción en el IRPF por reformar la vivienda habitual y rebaja al 10% el IVA de los materiales de construcción para profesionales, cuando representen menos del 40% del valor del trabajo, lo que permitiría a los hogares españoles ahorrar, aproximadamente, 2.000 millones de euros al año en reformas, al tiempo que multiplicar los ingresos fiscales al representar un incentivo para apartar las operaciones sumergidas.
 
Finalmente, la patronal respalda el desarrollo de sistemas de índices de referencia autonómicos para diseñar las políticas y programas públicos en materia de vivienda, porque las comunidades participan -como competentes en la materia- en la cofinanciación del Plan Estatal de Vivienda, que fomentará en mayor medida el alquiler que la compra-venta, y que será complementado con un nuevo Plan de Rehabilitación, en torno al que Andimac pide unificar los criterios para comunicar y conceder los 2.000 millones en ayudas.